China

china garden
Ya estoy de regreso. No puedo creer que dejé casi dos meses abandonado esto, la excusa podría ser la misma de siempre: Trabajo; pero la verdad es que en esta ocasión al trabajo lo dejé de lado y me fui unas semanas con mi marido de vacaciones. ¿El destino?: China.

Quise hacerles un post contándoles todo lo que vivimos en ese país ya que era nuestra primera visita, pero me estaba tomando mucho tiempo y además el haber estado ausente tanto tiempo hizo que se me acumulara un poco el trabajo. Así que mejor les dejo unas cuantas fotos y las demás las iré subiendo al Flickr (que solo me acuerdo de el en estos casos) apenas pueda.

Nuestra primera parada fué en Shanghai, luego de ahí nos movimos hacia Suzhou para después viajar hacia a Tunxi listos para subir la montaña amarilla de Huangshan, en Anhui (la región donde se encuentra dicha montaña) visitamos además algunos pueblos antiguos, tales como: Chengkan, TangmoShexian.

Visitamos también el pueblito de Hongcun que es donde se filmó la película “El Tigre y el Dragón”, así como la foresta de bambú que está en el pueblito de Mukeng donde por cierto, nos perdimos.

De ahí tomamos un autobús unos días después para ir a Hangzhou, la cual por cierto nos gustó mucho, a pesar de que desafortunadamente los dos días que estuvimos nos tocaron con lluvia y los paseos alrededor de su bellísimo lago los hicimos con impermeable.

De Hangzhou tomamos un vuelo para Xian, para visitar el Ejército de Terracota y de ahí nos movimos otra vez en tren a pasar unos días a Pingyao que es donde se filmó la película La Linterna Roja y visitamos además los alrededores (Jiexiu) donde está la Residencia de la familia Wang y un pueblito cerca llamado Zhangbi donde se encuentra una fortaleza subterránea.

De Pingyao tomamos un tren que nos llevó a Datong y en el cual nos quedamos dos días para visitar El Templo Colgante (Xuankong) y las Grutas de Yungang, donde están los budas esculpidos en piedra.

Tomando un autobús llegamos a nuestra última meta: Beijing, donde estuvimos 5 días y visitamos la Ciudad Prohibida, Plaza Tianmen,  El Templo del Cielo, el Templo de Confucio, los Hutong, El mercado de las perlas, el mercado de la seda, mercados nocturnos para comer , Torre de la campana, Torre del Tambor y obviamente, La Gran Muralla (en Mutianyu) – entre otras cosas.

En lo que se refiere a la gente, la encontramos muy hospitalaria y muy abierta, si bien hablan un inglés muy rudimentario e incluso en algunos hoteles no todos los de la recepción lo hablan, trataban siempre de darse a entender o iban y buscaban a alguien que lo hablara mejor. Siempre nos sentimos seguros caminando por las calles, a pesar de habernos perdido un par de veces y con excepción de una experiencia aterradora que tuvimos en Suzhou (a causa de la manera que tienen de manejar y de la cual no estamos acostumbrados), nos encontramos muy a gusto en todos los sitios.

Los hoteles son por debajo de los estándares europeos por lo que si reservan un 5 estrellas al llegar se darán cuenta de que en realidad es de 4 o 3. Encontramos en Shanghai un problema muy fuerte con las alcantarillas, si bien la ciudad es muy limpia (como casi todas las ciudades que visitamos), de la ducha de nuestra habitación por ejemplo salía una pestilencia que era insoportable. Por lo demás todo perfecto, dormimos  en hoteles de 5 estrellas, en soft y hards sleeper en el tren y en hosteles muy modestos (como el de la punta de la montaña Huangshan). Fué divertido y una experiencia única.

Con la comida no tuvimos tanta suerte ya que la cuestión del idioma es algo que nos limitaba mucho. Si bien en los hoteles era más fácil comunicar (aunque a decir verdad la palabra “fácil” es relativa), en los restaurantes de fuera era casi imposible.  Practicamente me la pasé comiendo elote cocido que vendían por las calles, era mi desayuno y a veces mi cena también. Y es que solo el olor de la comida friéndose me revolvía el estómago, no sé porque. La verdad es que me regresé muy desilusionada por esa cuestión, yo creo que no estaba preparada para ello y si bien me jacto siempre que en todos los viajes que hacemos jamás pisamos un MacDonald’s, esta vez tuve que dar mi brazo a tocer y desayunar varias veces por ejemplo en Starbucks, para luego cenar también en Pizza Hut… ya, no tengo perdón.

Subimos colinas, montañas, forestas de bambú, escaleras y caminamos tanto que en todo momento pensamos que la inversión que hicimos comprando unos -muy caros- zapatos de trekking antes de partir fué la mejor decisión de nuestras vidas. Hicimos compras, trajimos regalos y si bien estábamos encantados viajando, extrañábamos nuestra casa y nuestra gata. Así somos de cursis.

Y ahora que se han leído este pequeño resumen (figurénse si les contaba todo con detalle!), espero que se la estén pasando muy bien en este hermoso otoño. Les dejo miles de abrazos y les doy las gracias, como siempre, por leerme y estar aqui.
Editado: Por fin, por fin! me he podido poner en serio y editar este post con más fotos y un poco de nuestra experiencia de cada uno de los lugares que visitamos. He separado por zonas las fotos, espero les guste!

 

Shanghai

La Perla de Oriente

Suzhou

Pan Door

Anhui

Yellow Mountain

Hangzhou

El Lago

Xian

Terracota Army

Pingyao

Red Lanterns

Beijing

La Ciudad Prohibida

 

42 Comments

  • Max says:

    che avventura

  • Zarawitta says:

    Hermoso tu viaje. Debo confesar que China nunca me ha inspirado muchas ganas, al contrario de Japón, pero tu viaje se ve tan maravilloso que acabas de hacerme cambiar un poco de opinión. En fin que espero ver las demás fotos porque me han encantado.

    Un abrazo desde este muy disfrutable otoño…

  • Gemma says:

    Fantástico, fantástico y no puedo decir nada más, FANTÁSTICO!!! Una envidia tremenda!!!
    Me encanta todas las fotos!
    Un fuerte abrazo y bienvenida!

  • Manderley says:

    Waoo que viaje tan espectacular. Mi marido está estudiando chino, lleva dos años y se defiende “algo” además de hablar muy bien en inglés. Está deseando ir a China y la verdad que me llama la atención, pero al igual que a ti creo que me echaría para atrás la comida y el aseo. Y eso que no soy delicada para comer ni tengo prejuicios, pero por lo que veo en tv y escucho experiencias, creo que no sería “de todo comer” jeje.

    Besos

    • Maricruz says:

      A nosotros lo que más nos repelía era el olor de tofu frito y el de ese condimento que le ponen a casi todas las sopas/noddles. El inglés nos sirvió de muy poco puesto que para explicar lo más básico (por ejemplo que Max no come pescado y mariscos) era un problema…

      Sobre lo que comen allá, bueno si, en los mescados nocturnos encuentras de todo, desde tarántulas hasta caballitos de mar que se mueven todavía empalados en sus brochetas, listos para freír. Curiosamente, en esos mercados el olor ese de frito no se olía tanto, será que eran al abierto.

  • Pilar says:

    Espectacular. Que maravilla de viaje… respecto a la comida te entiendo tanto, pero pasa hasta con las mejores intenciones.
    Que rico tenerte de vuelta!

    • Maricruz says:

      Gracias Pilar! nosotros no somos tan quisquillosos con la comida, por eso me extraña que nos hayamos “comportado” así en China, igual fué solo mala suerte.

  • Marga says:

    ¡Maravilloso!
    Buenísimas las fotos, qué lindas cosas se ven en China.
    Yo no creo que vaya nunca por eso me alegra mucho que hayas ido vos y me la muestres.

    Besos.

  • Mayte says:

    Una de las culturas más fascinantes, con una historia tremenda en todo sentido, gracias por compartirlo Blo, me alegra mucho vuelvas cargada de buena vibra, historias y sabores por compartir!

    Un besote.

  • lucy says:

    chissa’quanto e’cambiata da quando l ho vista , quasi 18 anni fa!

    • Maricruz says:

      Lucy, penso tantissimo! è incredibbile la velocità con che loro construiscono, buttano e construiscono ancora.
      grazie della visita.

  • socias says:

    Genial tu aventura, me emocioné mucho con este viaje que hiciste y ver tantas fotos hermosas.
    Confieso que me gustaría en algún momento lograr conocer varios puntos del mundo, incluyendo este. Pero me desanimo después por equis o ye situación. Lo que es un hecho es que tengo que ponerme las pilas con el inglés porque vaya que es necesario en todas partes ya.

    Lamento las malas situaciones vividas, sin embargo estoy segura que al final hasta para reírse servirán al recordar. Me entró una duda quizá un poco inadecuada, ¿termina siendo caro algo así?, para ahorrar por un par de años o de plano descartarlo y gastarlo en comida mexicana =P

    Saludos.

    • Maricruz says:

      Socias, es muy variado, hay hoteles desde 10-20€ a persona (hosteles), pero también los hay de 200€+. Comer cuesta muy poco.
      Lo que si es un poco caro son las entradas a los pueblitos antiguos, Hongcun por ejemplo nos costó 160rmb por persona (unos 20€), vaya, más caro que el Museo Vaticano. La visita a la montaña fué en lo que más gastamos porque solo la entrada a dicha montaña cuesta alrededor de 230rmb por persona (unos 28€).

      El moverse en tren cuesta poco y los vuelos internos tampoco son tan caros. Los taxis son casi que regalados, cuestan muy poco.

      Claro que yo estoy comparando con los precios que encuentras en algunos países de la unión europea donde por ejemplo tomar un taxi por una carrera corta te cuesta 15€ (en el caso de Italia).

      Espero te animes y empieces a ahorrar, de cierto es un país que no se olvida facilmente. :)

      • socias says:

        Gracias por responder, haré anotaciones y sí, iré haciendo ahorros porque si no me lanzo hasta allá al menos a algún punto de las Europas espero conocer antes de partir.

        Un gran abrazo, Mari.

  • Que bonito, me encanta , es fascinante conocer otras culturas, un abrazote y gracias por compartir

    Sarita

  • tilli says:

    che meraviglia queste immagini ^_^

  • luisa says:

    guauu así te echaba en falta. Pues yo creo que aunque la comida no haya sido buena merece la pena conocer ese país, verdad?
    Preciosas fotos.
    Bienvenida.

    • Maricruz says:

      Si que merece la pena, Luisa. Como comentaba, pienso que fuimos nosotros los desafortunados porque en algunas partes comimos ríquisimo pero en otras fueron totales desastres. Gracias por pasar, guapísima.

  • Marhya says:

    ¡Oh, qué pasada! Gracias por las fotografías y el resumen, ha debido ser un viaje precioso.
    Lo de la comida supongo que tiene que haber de todo, y si hay cosas que no te dan buen rollo, pues bueno, son cosas que pasan, no es para flajelarse tampoco, seguro que donde si te fiabas y comiste, la experiencia fue mejor. Si hay sitios en la propia tierra de una en que no se fía para comer, es comprensible que en un lugar tan especial y donde es tan dificil comunicarse, ocurra.
    Besos.

    • Maricruz says:

      Si lo fué, Marhya. En efecto, en algunas partes comimos maravillosamente, por ejemplo en un restaurant en Shanghai donde comimos una sopa de ternera que aún abre el apetito solo de recordarla! y bueno, los ravioles en Xian que es una zona que se especializa precisamente en ellos, fueron estupendos.

      gracias mil por pasar, un beso.

  • Alita says:

    WoWWWWW!! que paseo te haz pegado mamita!!! hermosas tus postales… se te perdona la ausencia, espero que tengas una hermosa semana linda, un abrazo fuerte ♥

  • Wow chica!! menudo viajecito te has hecho!! me encantaría ir a China, de momento me conformaré con tus hermosas fotos. Besos y bienvenida de nuevo.

  • Ohhh ya te echábamos de menos!! Pero veo que ha valido la pena la espera. Un reportaje fotográfico fantástico.
    Besos!

  • Esther says:

    Precioso viaje ¡menuda aventura!, las fotografías preciosas! Un besito

  • Jackie Rueda says:

    Hola Maricruz
    Adoro la comida china, incluso el deep fried tofu, el cual he tratado de hacer mil veces en casa y no me queda igual de bueno. En Nortamerica la comunidad china es tan grande que los chinatowns tienen multitud de sitios fantasticos para comer mil cosas diferentes. Vancouver y San Francisco sobre todo, pero no me quejo de Toronto, Montreal y New York. Nos encanta el dim sum, por ejemplo, y podriamos comerlo seguido porque es tan variado! Pero… siempre he pensado que en China me seria dificil comer, porque por el idioma me costaria pedir y podrian servirme cosas (para mi) asquerositas como patas de pollo hervidas y algo por el estilo. Sin embargo he estado leyendo el blog Under the sycamore porque la autora ha relatado en detalle su proceso de adopcion de una niña en China. Me llamo mucho la atencion que se fue con dos de sus niños (tiene 4 + la bebe china = 5) y en varios posts dijo que comieron tan rico que gano peso y que sus hijos iban a extrañar la comida. Me llené de esperanzas! Hasta que te lei!! jaja!! Si quieres lee este post de Guangzhou. Ellos no hablan chino, ya sabes lo maniaticos que son los niños y tuvieron una buena experiencia. Sera que depende del sitio a donde vayas? Sera que reunire valor para ir a China? :)

    • Maricruz says:

      Hola Jackie,

      Pienso que fué más que nada porque nos movimos mucho de ciudad en ciudad, entonces no teníamos mucho tiempo de descubrir restaurantes y eso.
      No sé, pienso que además fuimos un poco desafortunados. En algunas partes comimos muy bien, pero en otras definitivamente comimos solo porque teníamos hambre.
      Pienso que aparte del problema de la comida (fácilmente solucionable) la cosa que más nos bloqueba allá era el idioma y el que tan pocas personas hablaran inglés (o al menos un inglés entendible), eso limita mucho cuando haces un viaje como los que estamos acostumbrados a hacer nosotros (DIY – sin agencias de por medio), pero vaya, que eso también se puede evitar si te pones en las manos de una agencia y contratas una guía, de las cuales hay muchas y cuestan poco.

      En fin, espero no haber desanimado a nadie con eso de la comida porque a decir verdad la comida es lo de menos, el país en si es bellísimo y vale enormemente la pena el visitarlo.

  • Erica says:

    Hola! Me encantan los viajes! Si es por mi viajaría a cualquier lugar, sobre todo me encanta conocer culturas diferentes Y probar cosas nuevas. Que desilución con la comida! Muy lindas las fotos y el viaje!

  • Rayana says:

    As suas fotos estão lindas, parabéns… Beijosss

  • Suny Senabre says:

    Menudo viaje Maricruz!!!!! Me has dado una envidia terrible. Las fotos son maravillosas, estoy segura de que has disfrutado de un hermoso viaje.

    Besos,

  • Angie Ravelo says:

    No cabe duda, un viaje precioso, hasta hoy puedo venir a visitar tus fotos y tu experiencia, aunque iba viendo una que otra cosita en Instagram, qué bueno que te fuiste, que cargaste pilas y llenaste tus ojos de otra cultura.

    Y que mejor que con tu marido? los dos juntos disfrutando!!!

    Un besito

  • kako says:

    Te agradezco mucho las fotos y el pequeño reportaje. Este 2013 me voy a China con mi charrúa y me ha dado gusto leerte. No me imaginaba el tema del idioma, pensé que con el inglés estábamos salvados, que gran detalle. El tema de la comida a mi me preocupa mucho, espero que podamos sobrellevarlo.
    Oye, no tengo nada en contra de comer en alguna cadena de alimentación si así se hace necesario, es más, durante nuestro viaje a Chile nos vimos obligados a desayunar en Starbucks porque no tienen idea lo que es tomar un buen café. Así son las cosas, lo importante es saber donde y cuando.
    Estupendo viaje, me quedo con la foto de la muralla, que linda!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>