Monthly Archives: May 2012

Mermeladas, confituras y el ganador del sorteo

Mermeladas, confituras y el ganador del sorteo

Me encuentro en este momento que la cocina de mi casa está con más de 20 diferentes tipos de mermeladas y confituras, las cuales no puedo envasar y guardar para el futuro porque de cuando las hice las he dejado abiertas y algunas hasta fuera del frigo. Entre las que he hecho están de Vinagre bálsamico, cebollas y naranjas, frutos rojos, etc,etc. No sé que hacer con tanta mermelada, de verdad. Las confituras de frutas igual las puedo convertir en helado pero aparte de eso no se me ocurre nada más  ¿ideas?

Y bueno, aparte de mi ración semanal de quejumbrez a la cual los tengo ya acostumbrados, les dejo también el ganador del sorteo que junto con Cristina de Mis galletas y otras cosas he organizado. Muchas gracias a todos por participar! nos vemos en unos días con un poco de fotos y quizás alguna receta. Con mermelada.

 

Felicidades Rakelilla de Jenjibre y Canela!

has sido la afortunada ganadora de un vale por 70€ que puedes gastar en la tienda de artículos de cocina de Mis galletas y otras cosas . Ponte en contacto conmigo para reclamar tu premio!

De perseverancias y actualización del sorteo.

De perseverancias y actualización del sorteo.

Fué mi cumpleaños. 38 bien puestos, vividos y gozados años que me han hecho replantearme muchas cosas. No, no me voy a poner densa ahora mismo, les quería solo contar que este año estaba yo muy dispuesta a no festejar, no porque no me guste o alguna razón en particular (me encanta festejar cumpleaños, sean de quien sean), sino porque simplemente no tenía ganas.
Mi plan en un inicio era de ir algún restaurant solita con mi marido, cenar tranquilamente y regresar a casa. Punto. Cumpleaños festejado, solo para no dejar pasar la ocasión sin pena ni gloria.

Pero los planes se desbaratan, cambian o simplemente se adaptan. En el transcurso de la semana pasada amigos y familiares me preguntaban que que iba a hacer para mi cumple, que no veìan la hora de venir a festejar conmigo y en medio se colaba mi marido con frases del tipo “Que pena que no quieras festejar como otros años”. Me dí por vencida y (confieso que con cierto orgullo de tener este tipo de amigos que de verdad te hacen sentir bien querida y apreciada) comencé los preparativos -de última hora- para hacer una cenita en casa.

Normalmente mi cumpleaños lo festejamos siempre fuera de Roma, en la casita que tenemos en un pueblito cerca del mar, pero este año nos ha regalado un clima que creo jamás en mi vida lo había visto así de loco. La semana pasada tuvimos dos días de verano con casi 30° al sol. Y ayer domingo nos regaló un día lluvioso que nos arruinó la fiesta que tanto estábamos esperando de la Comunidad Mexicana, los mariachis se cancelaron, comimos amontonados bajo las carpas de un jardín bellísimo y nos retiramos rapidamente.

El clima nos arruinó la fiesta, pero no el domingo. Regresamos a casa y pasamos el resto del día (llámese desde la 1:30) en la cama, comiendo chucherías y viendo capítulos de Games of Thrones, Supernatural y Dr. House. Mi gata estaba feliz de poder enrollarse en nuestros pies y dormir 7hrs seguidas.

por cierto, hoy el sol brillaba en todo su esplendor a eso de las 8am, luego comenzó a llover fuerte. Loco, ya les digo.

Regresando al tema de mi cumple y visto el desastre de mi último pastel de cumpleaños, decidí lanzarme al ruedo de nuevo y probar con la glassa. Salió mejor, pero me demostró una vez más que en este país (y en los paladares de mis amigos y familia) la crema de mantequilla (buttercream) no es muy apreciada. Es perfecta para decorar, se ve linda y seguramente es mucho mejor en sabor que el fondant, pero honestamente,  preferimos una glasa un poco diferente. El pastel eso si, estaba ríquisimo y esta vez en lugar de hacer el enésimo pan genovés hice un el de la receta que les muestro a continuación.

Pastel de vainilla con cobertura de crema de mantequilla (buttercream)

  • 600grs de harina 00
  • 300grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 500grs de azúcar
  • 5 huevos medianos (aprox 250grs)
  • 250ml de leche entera
  • 250ml de yogurth natural sin azúcar
  • 1 cda de esencia de vainilla
  • 2 cdas de levadura en polvo avainillada
  • 1 cdita de sal

En un contenedor juntar la harina, la levadura en polvo y la sal, mezclar. Preparar dos moldes de 20cm y calentar el horno a 175°.

En la batidora poner la mantequilla y el azúcar. Batir hasta obtener una crema clara (aprox 8min en una batidora de alta potencia a velocidad alta). Agregar un huevo, seguir batiendo y esperar a que absorba antes de agregar el siguiente. Hacer lo mismo con el resto de los huevos.

Bajar la velocidad a media y agregar la harina alternándola con la leche y el yogurth. Batir hasta que no se vean grumos. Agregar la escencia de vainilla y mezclar completamente.

Repartir la mezcla en los dos moldes y hornear por aprox.  40min o hasta que pase la prueba del palillo.

Para la cobertura:

  • 300gr de mantequilla cortaba en cubos y suavizada
  • 450gr de azúcar glass (fina)
  • 2 cditas de esencia de vainilla
  • 3 cdas de yogurth natural
  • colorante en gel

Batir a velocidad alta la mantequilla y azúcar hasta obtener una crema suave y casi blanca. Agregar el yogurth y batir otros 2-3 min. Agregar la vainilla y batir 1min. Agregar el colorante de su preferencia y mezclar hasta obtener el color deseado.
Nota: A mi me sobró un poco porque no la usé para el relleno, pero les debería bastar para rellenar un pastel dividido en 4 y cubrirlo completamente.

Y bueno, ya para finalizar los actualizo en cuanto al sorteo:
Me da mucho gusto que se haya animado a participar. Cristina y yo les agradecemos su interés y les informamos que el sorteo se llevará a cabo el próximo lunes 14 de mayo, subiré un nuevo post informando quien es el ganador. La participación termina hoy a las 18:00 hrs CET, así que todavía tienen unas cuantas horas para entrar en el caso que quieran hacerlo.

Lamento mucho el que varios se hayan apuntando y no hayan leído las reglas del sorteo o los comentarios que yo dejaba en la entrada y se hayan perdido la oportunidad de participar en este estupendo sorteo que generosamente nos ha ayudado a patrocinar Mis galletas y otras cosas pero aún tienen tiempo para que los agregue si me mandan un email antes de las 18:00hrs de hoy.

El resto de mayo estaré un poquito ausente de este blog pero me las arreglaré para poder venir a dejarles un saludito de vez en cuando y como no, alguna que otra foto!
Mientras tanto: Muchas gracias por pasar y por todo el apoyo que me brindan.

Leggere in italiano


E’ stato il mio compleanno. 38 ben vissuti e goduti anni che mi hanno fatto pensare a tante cose. No, non comincerò ad essere malinconica, vi volevo solo raccontare che quest’anno era molto sicura di non voler festeggiare, ma non perchè non mi piace o per qualche ragione in particolare (adoro festeggiare i compleanni, non importa di chi siano), se non perchè semplicemente non ne avevo voglia.

Il mio piano era di andare in qualche ristorante da sola con mio marito, cenare tranquillamente e poi tornare a casa. Punto. Compleanno festeggiato, tanto per non lasciare perdere.

Ma i piani si sfasciano, cambiano o semplicemente si adattano. Nel trascorso della settimana scorsa amici e familiari mi chiedevano cosa avrei fatto per il mio compleanno, che non vedevano l’ora di venire a festeggiare con me e si accodava anche mio marito con frasi tipo “Che peccato non poter festeggiare come gli altri anni”. Mi sono arresa e (confesso anche con certo orgoglio di avere questo tipo di amici che fanno di tutto per dimostrare che mi vogliono bene) cominciai i preparativi -dell’ultima ora- per fare una cenetta a casa.

Normalmente il mio compleanno lo festeggiamo sempre fuori Roma, nella casetta che abbiamo in campagna, ma quest’anno ci ha regalato un clima che non credo aver mai visto in vita mia. La settimana scorsa abbiamo avuto due giorni d’estate con quasi 30° al sole. Poi ieri (domenica) ci ha regalato un giorno piovoso che ci ha rovinato la festa che stavamo tanto aspettando della Comunità Messicana, i mariachi furono annullati, mangiammo ammucchiati sotto i gazebo in un giardino bellissimo e ce ne andammo subito.

Il clima ci rovinò la festa, ma non la domenica. Tornammo a casa e passammo il resto del giorno (cioè, dalle 13:30 in poi) nel letto, mangiando schifezze e guardando episodi di Games of Thrones, Supernatural e Dr. House. La mia gatta era felicissima di potersi arrotolare ai nostri piedi e dormire 7 ore di fila.

Tornando al tema del mio compleanno e visto il disastro della mia ultima torta , decisi di riprovare con la glassa. E’ venuta molto meglio, ma mi dimostrai un’altra volta che in questo paese (e particolarmente nei palati dei miei amici e parenti) il buttercream non è molto gradito. E’ perfetto per decorare, si vede molto bello e sicuramente è molto meglio del fondant, ma onestamente, preferiamo di gran lunga  una glassa un po’ differente. La torta era buonissima e questa volta invece di fare l’ennesimo pan di spagna, feci la ricetta che vi mostro a continuazione.
Torta di vaniglia ricoperta di buttercream

  • 600gr di farina 00
  • 300gr di burro a temperatura ambiente
  • 500gr di zucchero
  • 5 uova medie (ca 250gr)
  • 250ml di latte intero
  • 250ml di yogurth naturale
  • 1 cucchiaio d’essenza di vaniglia
  • 2 cucchiai di lievito in polvere vanigliato
  • 1 cucchiaino di sale

In un contenitore unire la farina, il lievito e il sale. Mescolare. Preparare due stampi di 20cm e riscaldare il forno a 175°

Mettere il burro e lo zucchero nella planetaria. Sbattere fino ad ottenere una crema chiara e un pò gonfia (ca 8min a velocità alta). Aggiungere un uovo e farlo assorbire, ripetere con il resto delle uova.

Abbassare la velocità a media e aggiungere la farina alternandola con il latte e lo yogurth. Sbattere il composto fino a che non ci sono grumi. Aggiungere la vaniglia e mescolare completamente.

Dividere il composto nei due stampi e infornare per ca 40min o fino che non passa la prova dello stuzzicadenti.

Per il buttercream:

  • 300gr di burro tagliato a dadini e fatto ammorbidire
  • 450gr di zucchero a velo
  • 2 cucchiaini di essenza di vaniglia
  • 3 cucchiai di yogurth naturale
  • colorante in gel

Battere a velocità alta il burro e lo zucchero fino ad ottenere una crema morbida e quasi bianca. Aggiungere lo yogurth e battere per altri 2-3 min. Aggiungere la vaniglia e battere per 1min. Aggregare il colorante di vostra preferenza e mescolare fino ad ottenere il colore desiderato.